viernes, 26 de julio de 2013

Primer tráiler de la 4a temporada de The Walking Dead




Primer vistazo a la 4ª temporada de The Walking Dead


Hacer esta crítica me supone un reto importante, porque hay muchas cosas que durante el tiempo que esta serie ha estado en el aire he gritado a la pantalla y que me gustaría recordar ahora para comentarlas. Hoy, después de ver el tráiler de la cuarta temporada, tengo la impresión de que alguien ha estado escuchándome.

The Walking Dead ya empezó siendo un éxito. Diría que tuvo la suerte de alcanzar el apogeo zombi, pero la verdad es que creo que fue uno de los factores que creó dicho apogeo. Lo tenía todo para triunfar, una historia que se vendía sola y al público ganado desde el capítulo uno. Los guionistas prácticamente podían relajarse y dejarse llevar por la corriente mientras esperaban que les  lloviera el dinero, pero se equivocaron. En una serie de zombis, la gente lo que quiere ver son ZOMBIS. ¿Por qué esto es tan difícil de entender?

La primera temporada estuvo bien, tal y como tenía que ser. En la segunda temporada, pero, es cuando perdieron el rumbo. Que sí, que está bien ver de vez en cuando alguna trama emotiva, que también está claro que los personajes tienen que estar tocados por todo lo que están viviendo y es pertinente mostrárnoslo, pero esto no puede ser en ningún caso el argumento principal de una serie que la gente empezó a mirar porque querían ver cómo se enfrentaban al mundo los supervivientes de un apocalipsis zombi. La crítica se los comió por esa segunda temporada, e intentaron redimirse en la tercera, con muy poco acierto. Sí, es verdad, la tercera temporada rebosa acción, pero no el tipo de acción que queríamos ver. Humanos luchando contra zombis por la supervivencia y la reconstrucción de un mundo destruido es fascinante, humanos luchando contra humanos es lo de siempre.

El tráiler de la cuarta temporada, pero, me ha dado esperanza. Si algo hay en este trailer, son zombis. No quiero adelantar acontecimientos, pero me ha dado la impresión de que por fin los guionistas se han dado cuenta de que no hace falta complicarse la vida con dramas psicológicos o dictadores psicópatas porque ya tienen un magnífico antagonista que explorar, que es al fin y al cabo de lo que trata la serie y que había quedado relegado a un segundo plano.

En definitiva, aún no podemos celebrar nada. Deberemos esperar a ver cómo avanzan las cosas, aún queda mucho tiempo hasta octubre. A ver si hay suerte.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada